Normas de funcionamiento del Club

Senderismo Grupo de montaña Actividades programadas El Club Galería de fotos Mapa del sitio

1

                NORMAS DE FUNCIONAMIENTO DE NUESTRO CLUB

Estas son las normas por las que regimos nuestras actividades

1. Todas las decisiones sobre el funcionamiento y actividades del club las tomamos en común en nuestras reuniones y asambleas.

2. Nos reunimos todos los viernes excepto días festivos y mes de Agosto. En estas reuniones se hacen propuestas, se comentan las rutas de la semana anterior y las personas que coordinan la próxima ruta del fin de semana siguiente la explican en la reunión. Para desplazarnos lo hacemos normalmente en nuestros coches que compartimos con los socios/as y también compartimos los gastos de gasolina.

3. Las actividades (rutas, visitas, conferencias, etc.) se programan en una reunión trimestral donde se proponen rutas por parte de los socios/as, que al mismo tiempo se comprometen a coordinarlas. Estas propuestas son recogidas y coordinadas por el Vocal de rutas.

4. Las personas que Coordinan las rutas son los socio/as encargados de dirigir la ruta. Se encargan de fijar la hora de salida, carreteras de acceso al lugar de inicio, deciden el camino más adecuado para realizarla, etc. Los/as Coordinadores/as igualmente deciden si ante situaciones adversas (fuerte lluvia, ventisca, fuerte calor) se debe suspender la ruta. Las indicaciones de las personas que Coordinan la ruta deben ser seguidas para un mejor funcionamiento de la actividad y no deber ser rebasado el coordinador/a delantero para mayor seguridad de la actividad.

5. Por motivos de seguridad, para participar en las actividades del Club hay que estar federado/a en la Federación Andaluza de Montaña. De esta forma se obtiene una protección en caso de algún percance,

6. Dentro del Club existe un Grupo de montaña que realiza excursiones a zonas más elevadas. Para participar en sus actividades, hay que haber participado previamente en rutas de senderismo como socio/a del Club.

8. Las normas que rigen el funcionamiento del Club se pueden modificar en la asamblea general que se celebra en el primer trimestre del año.

                        NORMAS DE RÉGIMEN INTERNO
    (Aprobadas en la asamblea general de 1999, modificadas en 2000 y actualizadas en 2015).

El Club de Senderismo Señal y Camino organiza marchas de senderismo, excursionismo y otras actividades relacionadas con la naturaleza y la cultura, sin ningún ánimo de lucro.

Para participar en las actividades del club es necesario ser socio/a del mismo. Se puede venir a una ruta de prueba, pero pagando un seguro por un día.

Por motivos de seguridad, para participar en las actividades del club hay que estar federado en la Federación Andaluza de Montaña, que garantiza un seguro de asistencia en caso de accidente.

Dentro del club existe un grupo de montaña, que realiza excursiones a zonas más elevadas, así como un grupo de escalada. Para participar en sus actividades, además de estar federado, hay que haber participado previamente en rutas de senderismo como socio/a del club

Las actividades (rutas, visitas, conferencias, etc.) se programan en una reunión trimestral con el vocal de rutas, a quien los socios/as presentan sus propuestas de rutas o actividades y al mismo tiempo se comprometen a coordinarlas.

Todas las decisiones sobre el funcionamiento y actividades del club las tomamos en común en nuestras reuniones y asambleas.

Nos reunimos todos los viernes, excepto días festivos y mes de agosto. En estas reuniones se hacen propuestas, se comentan las rutas de la semana anterior y los coordinadores/as presentan la ruta del fin de semana siguiente, informando sobre distancias, dificultad, lugares de interés, etc.

Los coordinadores/as de ruta son los socios/as que de forma voluntaria y desinteresada se encargan de proponer y dirigir la ruta, fijar la hora de salida y carreteras de acceso al lugar de inicio, el camino más adecuado para realizarla, etc.; se hacen responsables -o responsabilizan a otros socios/as- de llevar la pancarta, el botiquín y los walkies del club. Toda la información necesaria para la organización de una ruta la podrán obtener consultando a Medio Ambiente, Ayuntamientos, Oficinas de Información, Guardia Civil, asociaciones ecologistas, otros clubes de senderismo o montaña, vecinos del lugar, etc.; los gastos de estas gestiones los abonará el club.

Antes y durante la marcha los coordinadores/as de ruta tomarán cuantas medidas sean necesarias para el éxito de la excursión: procurarán informarse de la viabilidad del recorrido propuesto y de cualquier circunstancia importante que pueda impedir el normal desarrollo del mismo; ante cualquier contratiempo convocarán a los participantes y adoptarán la decisión más acorde con las circunstancias, escuchando la opinión de todos; ante situaciones adversas (meteorológicas o de otro tipo) decidirán si se debe suspender la ruta, pues por encima de todo prevalecerá la seguridad y la integridad física de los participantes.

Los participantes en una marcha deberán aceptar unas normas mínimas de comportamiento para garantizar el éxito y disfrute de la salida. Las indicaciones de los coordinadores deben ser seguidas por todos los participantes y durante la ruta no deben ser rebasados, para mayor seguridad de la actividad. Bajo ningún concepto los senderistas se apartarán del itinerario fijado; si alguien desea quedarse en algún punto del recorrido o abandonar, lo comunicará personalmente a las personas que coordinan la ruta. No es aconsejable caminar en solitario. Si el grupo se desagrega en varios, nos acoplaremos al que más nos apetezca. Esta norma es sumamente importante en los casos de poca visibilidad, niebla, nieve, mal tiempo, etc.

Los coordinadores/as de ruta podrán nombrar a otros participantes para que les ayuden en su tarea, sobre todo en las rutas con problemas de orientación; igualmente, pedirán a un socio/a que escriba la crónica de la ruta realizada para publicarla en la revista del club, y a falta de voluntarios/as podrán hacer la crónica ellos mismos, si lo desean.

Todo senderista deberá cumplir las normas fundamentales de respeto y cuidado del medio ambiente.

El club actúa siempre como soporte organizativo del recorrido, declinando cualquier responsabilidad derivada del comportamiento individual de los participantes.